Por Cris López.

 

La pregunta que planteó el sábado el periodista, Bruno Larocca, sobre si alguno de los shows que se vienen realizando por streaming quedarían para la historia, como los famosos conciertos en la 9 de julio hechos por Soda Stereo o el de los Redondos en River, fue respondida tan solo unas horas después.

 

 

El segundo recital por streaming de los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, la banda del Indio Solari, estaba estipulado para las 21 horas del sábado 17 de abril, pero cuando la gente comenzó a intentar entrar con los códigos de acceso que tenían habilitados como entrada, Ticketek colapso.

En las redes oficiales de la banda comunicaron que estaban intentando solucionar los problemas que estaban teniendo con la web (ajenos a ellos), pero que de alguna forma u otra el show iba a ser transmitido durante esa noche. 

Después de más de dos horas de espera, avisaron que a las 23.30 habría respuestas. Y mientras la gente estaba haciendo la previa del recital desde hace horas, dieron el aviso que liberarían el streaming para que pudieran verlo todos en la cuenta oficial de Youtube: “Amig@s vía ticketek el show es imposible. Respetando la tradición de la que somos parte, el show será hoy a través del canal de YouTube de @LosFundamentalistasOk. Agradecemos todo su apoyo frente a esta complicada situación que nos ocurrió. Pero hoy hay show. A partir de las 23.40 comienza en YouTube. Gracias a todos por el apoyo”.

Desde la Villa de Epecuén, un pueblo que remonta estéticamente al antiguo anfiteatro romano de Pompeya, en donde se realizó el famoso concierto de Pink Floyd en 1972, también sin público. Epecuén está ubicado en Adolfo Alsina, se inundó completamente durante 1985, después de que quedara a medio hacer una obra de ingeniería que regularía el caudal del agua. La ciudad debió ser totalmente evacuada y desde allí se volvió un lugar inhabitable. 

El Indio lo había visitado durante el 2010, cuando utilizaron las ruinas del pueblo para una sesión fotográfica del tercer disco de la banda “El perfume de la tempestad”, donde fue retratado por el fotógrafo personal del Indio y del grupo, Edgardo Kevorkian.

 

 

El primer streaming de los Fundamentalistas había sido en septiembre del año pasado, bajo el nombre “Desde los Satélites”, la banda había hecho un show en el estadio Malvinas Argentinas (también a modo de festejo por los 15 años del grupo). Cuando empezaron a pensar lugares para realizar un segundo recital de esas características, al Indio se le vino a su memoria el pueblo de Epecuén.

 

 

En febrero se anunció que habría otro streaming, llamado “A los Pájaros”. Fueron dos meses de espera y murmullos: que sí estaría o no, el Indio por lo menos, a modo de holograma o si sería solo para escuchar a su grupo. La puesta en escena había comenzado a armarse días atrás, se habían visto algunas fotos y videos, en los que se escuchaba de fondo al Indio Solari cantando una canción nueva: “Empiezo por el final / Terminaré en el principio”.

Con una cuenta regresiva de 10 minutos el show inició finalmente a las 23.50, con un Set List que arrancó con “A los pájaros que cantan sobre las selvas de internet”. Hicieron un recorrido de 26 temas, con algunos de la banda y otros del repertorio de Los Redondos, hasta que Gaspar Benegas, voz y guitarrista de la banda, agradeció al público y a los que ayudaron a hacer de esto posible y contó que a continuación iban a tocar 2 canciones nuevas: “Las ventajas de rezar solo” y “Encuentro con un ángel amateur”. Para estos temas apareció en un video sobre la pantalla del escenario, el Indio Solari vestido de traje con sus infaltables lentes: “Si rezo solo Dios se aburre igual, pero así creo me escucha mejor” fue lo primero que escuchamos decir del Indio en toda la velada.

 

 

Al cantar la segunda canción, los comentarios en el chat virtual de Youtube y los tweets que iban escribiendo durante la transmisión concluían todos en lo mismo. La letra y la melodía nos dejaban en la boca un sabor agridulce de despedida: 

 

“Empiezo por el final 

Terminaré en el principio

Mis intereses quizás, no fueron saludables

Yo ya no puedo cumplir, hazañas que prometí

Solo seguir cantando”

 

 

Como si los Fundamentalistas y el Indio supieran que se estaban acercando las lágrimas que tanto habíamos podido aguantar, nos levantaron un poco los ánimos con “Mariposa Pontiac / Rock del país”. El recital de casi 3 horas de duración, culminó con el clásico “Ji ji ji”. Esta vez no se pudo hacer el pogo más grande del mundo, no hubo quilombo (sí desde la organización), pero lo que sí hubieron: fueron más de 90 mil personas frente a una pantalla que pudieron dejar de lado por un rato las tristezas compartidas para volver a formar parte de una misa más.

 

 

Cris López /twitter: @ccris_lopez /instagram: @crisrlopez_

Volver

Qué pensas de la nota?

Red Moskito Radio